Certificación web sanitaria

martes, 10 de julio de 2012

LAS MADRES CASTRANTES....

Cuando escuchamos este tema, realmente algunos desconocemos a que se refiere.

Quizá la palabra "Castrante" nos remite a una idea muy pero muy distinta a lo que el termino significa. Para muchos de nosotros quizá nos haga pensar en burlas, molestias o humillaciones, y sea una palabra para definir a una persona insoportable o que molesta mucho

Si buscamos en el diccionario, esta palabra significa extirpar los genitales, en este caso hablando de animales. Pero si hablamos en terminos de la Psicología es un termino muy diferente que nos ayudará para definir una relación madre e hijo, en donde la madre lleva un peso especial, que puede llegar a volver la convivencia en algo totalmente ambiguo y disfuncional.

Para la Psicología, la palabra castrante se asocia a esa relación donde la madre llega a ser una figura bastante negativa, y si revisamos la literatura existente (Psicoanálisis) una madre castrante se define de la siguiente manera: "Una madre castrante es aquella que de manera inconsciente anula la autoridad del padre y ejerce una influencia negativa sobre la educación de los hijos". 


Este tema lo quiero compartir para que las madres en especial, tengan mucho cuidado de como ejercen su autoridad en la familia, y puedan corregir las cosas si es que algo anda mal.

Espero que les guste esta entrada y seguimos en contacto padres y madres que visitan este blog.

¿QUE ES UNA MADRE CASTRANTE?
Por Miguel Martínez Foundon


Una madre castrante es aquella que de manera inconsciente anula la autoridad del padre y ejerce una influencia negativa sobre la educación de sus hijos. Suelen ser contemplativas, generosas, dadivosas, amables, serviciales, con espíritu de sacrificio, en resúmen, son las madres que viven por y para los hijos, siendo madre de ellos para toda la vida. Este tipo de madre genera en los hijos unos lazos afectivos ( cordón umbilical ) muy dificiles de cortar, de manera que el desarrollo psicoemocional de los mismos se retrasa porque se produce una fijación del amor y del deseo hacia la madre, provocando un rechazo inconsciente hacia todo hombre o mujer del mundo exterior. 

 Conozco casos de madres castrantes que no les importa que sus hijos enfermen con tal de tenerlos a su lado. Otras son ella mismas las que ayudan a alimentar la enfermedad. Recuerdo el caso de una madre que con tal de tener a su hijo drogadicto en casa, ella misma la compraba y le inyectaba la heroína. En ningún momento se le pasó llevarle a un centro de rehabilitación. Así lo mantuvo a su lado prácticamente toda la vida. 

Otro caso de una madre que anulando al padre, acostaba a su hijo de 27 años con ella cada vez que el hijo sentía crisis de miedo o angustia. Madres que alimentan a sus hijos hasta los 30 y 40 años, cuando no de por vida, solo por tenerlos cerca. Madres castrantes que anulan a su pareja y se adueñan de sus hijos, haciendo de los mismos, su forma de vida. 

 Este tipo de madres, son las que una vez que los hijos están en tratamiento y mejoran, son ellas mismas quienes los retiran de la terapia, a ver si van a curarse y la van a abandonar a ella. Recuerdo un caso de una madre de traerme a su hijo diagnosticado de esquizofrenía. El caso resultó ser una neurosis obsesiva, que en cuanto comenzó a mejorar, la madre lo retiró del tratamiento por temor a que quitaran a su hijo la pensión de 300 euros. 

Otro ultimo caso consistió en una madre castrante y viuda que no le importaba que su hijo con 35 años estuviera enfermo de neurosis de angustia, porque así la cuidaría cuando ella fuera vieja. Es complejo el mundo de la madre. Tanto es así que la mayoría de los trastornos mentales tienen que ver con madres excesivamente protectoras y padres prácticamente anulados por una madre posesiva.

FUENTE: lacomunidad.elpais.com

                                            mama enojada

14 comentarios:

  1. que puedo hacer estoy divorciado , la madre de mis hijos, tiene estas cualidades castrantes y dijo los hijos son mismo y anula mi autoridad, los tiene bajo control y no quiere que los lleve a aterapia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de situaciones son más comunes de lo que podemos pensar, y en cierta forma provocan mucho desgaste para el padre que recibe todo el rechazo. Considero aquí que debes de tomar una decisión y actuar en base a ella, es decir, si quieres intervenir, tendrás que encontrar la forma de hacerlo, pero que sea de una forma firme, sin que te enganches con lo que tu expareja diga. Por otra parte si consideras que tus esfuerzos resultan en vano, pues quizá lo mejor será retirarte y esperar a que tus hijos vean la realidad y te pidan ayuda si esa realidad les lastima. Para tomar esa decisión sin que te sientas confundido, quizá sea necesario pedir ayuda, para que el resultado que tengas sea lo más adecuado y lo mejor para tí. Saludos..!!

      Eliminar
  2. Todas las mujeres somos castradoras esa es nuestra naturaleza.
    Es un instinto natural que se desarrolla desde la mas pequeña infancia. Cuando la niña observa que no tiene pene ni testículos, lo que le genera envidia, formando el carácter histérico propio de toda mujer.
    El matrimonio aumenta aun mas esa envidia al tener relaciones sexuales con su esposo y ver que el fanfarronea que tiene pene y ella no, produciendo el 90% al menos de esas peleas matrimoniales.
    El embarazo y luego nacimiento de un hijo varón le produce también la envidia del pene de su propio hijo; pero al ser SU hijo piensa que le pertenece también ese pene y le resulta casi imposible la idea de perderlo entonces castra a su hijo psicologicamente sino fisicamente.
    Soy psiquiatra especialista en esos casos espero haberlos ayudado un poco
    Saludos Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario..!! Esperamos su apoyo en entradas posteriores y si gusta ayudarnos con algún artículo se lo agradeceríamos mucho. rincondelospadres.teziutlan@gmail.com

      Eliminar
    2. Dios mío, que monton de sandeces, no hay nada peor que una pseudocultura, todo esto que comenta es muy complejo y está completamente descontextualizado. Me apostaria lo que fuera que el comentario no viene de una mujer y mucho menos de una psicoterapeuta sinó de un hombre con ansias de venganza y que ha leido algun libro, o alguna entrada en Internet sin profundizar mucho y ahora exhibe sus pseudo conocimientos aquí. Parece mentira Sr Nicolàs Sánchez que le pida algun artículo. Santo Cielo! Por favor, vayan ustedes a teràpia, les veo un odio cerval a las mujeres y una superficialidad teórica que da miedo !

      Eliminar
    3. Saludos a ti "Yo misma". Todos los puntos de vista son bienvenidos en este espacio, y me alegra observar su entusiasmo hacia un tema controvertido.

      Es importante saber que para ti este tipo de intervenciones, que tu llamas "sandeces", es resultado de la experiencia propia y para nada es tomado como la verdad universal. Considero que todos son bienvenidos en este espacio porque precisamente eso nos impulsa a mejorar, y con esa intención que te parece nos compartas tus conocimientos sobre este tema para que tengamos una visión más acertada, ¿Qué te parece?.

      Así como le hice la invitación, ahora se la hago a usted, para conocer más los fundamentos de su punto de vista, y entenderlos más. De esta forma ganamos todos.

      Espero que nos comparta sus conocimientos. Con todo respeto. Psic. Nicolás Sánchez.

      Eliminar
  3. Hola me llamo Mary: mi caso es un poco mas complicado pues mi suegra reúne las cualidades, ya son 13 año de difícil matrimonio y todavía no se lidiar con esto ahora hasta controla y manipula a mis hijos de 12 y 11 años!!! Ayuda por favor!!! Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos casos deberíamos ir un poco más hacia atrás y preguntarnos: ¿Cómo es que llegaste a este punto?, ¿Realmente tu suegra puede meterse en tu vida así de simple?. Creo que aquí se vislumbran más cosas que una suegra castrante, y considero que el meterse en tu vida es más como una resultante de la relación entre tu y tu pareja. ¿Si me entiendes? Te recomiendo buscar ayuda para ti, en el sentido de recobrar límites sanos en tu vida, y que de manera natural impactaran en tu relación de pareja. De esta manera estarás poniendo las cosas en su lugar y no tendrás que lidiar con una persona que más allá de meterse, cosa que sería natural, creo que le gusta controlar. Suerte y sigue participando.

      Eliminar
  4. que puedo hacer si estoy conciente d que soy una madre castrante y no se como romper esa situacion . mi madre fue tambien una madre castrante

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar ¡Felicidades!, por hacer consciencia de que algo esta pasando con tu forma de ver la vida en esta etapa. El darse cuenta de las cosas realmente es un paso muy grande, el siguiente entenderlo, y el último paso realizar cosas. Te dejo este artículo que compacta algunas cosas interesantes, pero si tu problema va más allá de una lectura, te sugiero la terapia psicológica.
    http://www.marthadebayle.com/sitio/md/radio/5-maneras-de-dejar-de-ser-castradora/

    ResponderEliminar
  6. interesante artículo. Hay algo que me genera dudas al respecto. Las madres castradoras siempre suelen ser amables y generosas?.. Porque siento que la mía lo era, solo que todo lo contrario.Cuando era pequeña me insultaba y golpeaba, nunca trató de establecer un vínculo sano y de amor conmigo. Vínculo sin confianza,...y llenos de temor por supuesto. Nunca le conté nada... ni siquiera que un amigo de la familia me tocaba... en fin... Mi madre ... era castradora???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos..!! El artículo hace referencia a un termino que se otorga a aquellas madres que tratan de dar todo en la infancia, pero como una forma de control; es decir, cuando se encargan de hacer todo ellas para que las cosas estén siempre bien, y no tengan nada fuera de lugar. Un ejemplo claro sería cuando las madres visten a los hijos, con la idea de que se vean bien, sin importarles si a sus hijos les queda dicha ropa o se sienten cómodos.

      Naturalmente esta situación no causa estragos en la infancia, ya que como niños estamos a lo que digan los padres; sin embargo se forman las bases de una relación disfuncional, en la que la madre siempre querrá tener la razón, y cuando el hijo en su etapa adulta no se la de, le hará reproches o chantajes emocionales con el objetivo de continuar con la dinámica de toda la vida, donde aparentemente el hacer todo por los hijos, es la muestra más clara y sincera de amor, y si el hijo se niega a sus peticiones pues estará dando un mensaje claro de desamor e indiferencia hacia la madre. Simple y sencillamente, mostrará que no le tiene respeto ni cariño.

      Para un adulto es difícil esta situación, ya que no podrá tomar sus propias decisiones, ya que cualquier cosa será un desafío a la madre, ocasionando conflictos todo el tiempo.

      En tu caso particular quizá debamos de entender que viviste otro tipo de situación, donde parece ser (por lo que describes) existió violencia física y emocional, y es claro que quizá no tuviste una madre castrante, sino más bien una madre con algunos problemas emocionales que le impidieron darte una vida más sana.

      Pero bueno, más allá de identificar que tipo de persona era tu madre, ahora resulta importante definir que tipo de persona deseas ser tu, ya que si consideras que existen secuelas de esos días, pues es necesario pedir apoyo. El objetivo es que independientemente de lo que hayas vivido, tengas la oportunidad de ser mejor, y que tu vida en el "Presente", sea un reflejo de tus ideas actuales, no de lo que hayas vivido en tu infancia.

      Recibe un abrazo y sigamos en contacto..!!

      Eliminar
  7. Hola. Mi madre nos golpeó mucho a mi hermana mayor y a mi de niñas, nos insultaba y criticaba de forma hiriente parecía que le gustaba vernos llorar, mi hermana cuando mi madre no estaba me pegaba y yo lloraba mucho, mi único apoyo y mi todo llego a ser mi abuela la cual se quedo con mi custodia desde los 11 años y mi madre y hermanas (la más pequeña que aunque recibió todo el afecto de mi madre también le aprisionó de cierta forma) se fueron a vivir a otro país con la nueva pareja de mamá y yo pasé los siguientes años más maravillosos de mi vida al lado de mi abuela disfrutando de amor y libertad y viviendo felices hasta que enfermo y murió 2010 y fue entonces que mi madre volvió, yo era una mujer independiente en todos los sentidos y mi abuela hermosa y yo vivíamos plenas en conjunto pero al volver mi madre y ahora vivir juntas mis temores volvieron, tengo 36 años y aún me pesa que no le parezca lo que hago además de que por no pelear le he tolerado muchos abusos y críticas y cuando me he defendido tardamos hasta 1 semana o más sin hablarnos. Ella esta sana sin embargo no trabaja pero sale todos los días con amigas o amigos e incluso llega ebria y la verdad como no me importa y respeto su individualidad no le digo nada pero ella no pierde oportunidad en recalcarme lo que hago mal. A veces su sola presencia me pone mal, a veces siento que la odio y me aterra la idea de que viva conmigo siempre. Yo amo la soledad y el silencio y la tranquilidad y ella lo robo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana..!! La situación que nos comentas es algo difícil, ya que por lo que leo, estabas bien y hasta hace 5 años que tu madre regreso todo volvió a ser como antes, ¿Es correcto?. Bueno, considero que hay algunas cosas en las cuales debes de madurar, y que ese cambio le haga ver a tu madre a una persona adulta y no esa niña de 11 años que dejo con la abuela.

      Naturalmente en este tipo de situaciones, sería recomendable que tu madre también tuviera apoyo, pero como eso será complicado, debes de enfocarte en madurar tus emociones y tus conductas, para que la postura que tome tu mamá no te tome por sorpresa y te haga sentir mal. Aquí tienes una ventaja, ya sabes cómo piensa tu madre, ¿No es así? pues eso debe de estar a tu favor. Si lo ves con lógica no actúa diferente ni dice cosas que no conozcas, ¿Entonces por qué te sientes mal?

      Creo que por lo anterior estas ante una disyuntiva muy fuerte en la cual si debes de tener apoyo, ya que yo veo dos caminos a seguir: 1.- Aprendes a vivir con ella (incluyendo sus debilidades y limitantes). 2.- Te tendrás que independizar y enfrentar todo lo que eso implica.

      Considero que este problema de relación no debe de hacerte sentir infeliz, por eso es necesario la ayuda. ya que pareciera que el tiempo se detuvo y volvieron a vivir como antes, porque en la cabeza de tu mamá no hay diferencia si tu te sigues comportando como antes. Además considero que desde el principio se debió tener reglas, ya que ella asumió que llegaba al mismo lugar y con los mismos privilegios, cosa que ahora debes de atender y cambiar.

      Te deseo lo mejor y espero que encuentres un buen apoyo Adriana, Recibe un fraternal abrazo..!! (Sigue participando)

      Eliminar